La Navidad se acerca y con ella, las calles de todas las ciudades de España no sólo empiezan a adornar cada uno de sus rincones para festejar esta tradición, sino que abren sus puertas los tradicionales mercadillos navideños. En ABYSM hemos decidido ponernos ya el gorro azul navideño para celebrar esta época reuniendo 6 de los mercadillos navideños más conocidos del ámbito nacional, pasando por ciudades como Madrid, Barcelona, Bilbao o Málaga. Lugares a visitar en familia o acompañados por los amigos y perfectos para dejarnos invadir por el espíritu navideño.

Mercadillo de la Plaza Mayor, Madrid

Empezamos el recorrido con Madrid, la capital, y su característico mercadillo de la Plaza Mayor, uno de los más grandes, acogedores y conocidos de todo el país. Cada año las calles de Madrid se tiñen con colores navideños para dar la bienvenida a la tradición, así como a todos sus transeúntes. La parada de Sol es el lugar objetivo de todas las miradas con su distintivo árbol encabezando el juego de luces, marcando el inicio de los mismos por las diferentes calles principales.

El Mercadillo de la Plaza Mayor es el más antiguo de todos los que se celebran en Madrid para estas fechas, compuesto por más de cien casetas a lo largo y ancho de la plaza.

Mercado de Navidad, Sevilla

Sevilla es una de las ciudades de España más conocidas a nivel mundial gracias a su famosa Feria de Abril. Pero la ciudad andaluza también es conocida por sus coloridos mercadillos navideños. A diferencia de otros lugares que se localizan en un punto concreto, el Mercado de Sevilla se puede encontrar en diferentes calles como la Ciudad de la Imagen, Laraña y Alameda de Hércules. Las fiestas sevillanas también cuentan con un gran número casetas tradicionales, además de actividades y talleres como, por ejemplo, paseos en poni, chocolatadas o meriendas.

La Feria de Santa Lucía, Barcelona

La maravillosa ciudad de Barcelona se prepara para recibir la Navidad adornando sus principales calles con brillantes luces y muchas ferias y actividades para residentes y visitantes. La Feria de Santa Lucía, el mercadillo navideño más importante y antiguo de toda la ciudad, se celebra delante de la catedral. Está formado por diversos puestos en los que encontramos los tradicionales y otros más modernos. Por si las casetas fueran poco, en los alrededores se pueden visitar exposiciones de belenes para el disfrute de los más clásicos.

Mercado de Navidad, Bilbao

En el norte de la Península podemos disfrutar de uno de los mercadillos navideños más famosos de Bilbao en la calle Bailén. Situado en el centro de la ciudad, consta de más de 40 casetas dispuestas a hacer que la época de Navidad sea mucho más especial que de costumbre. Con los alrededores decorados para la ocasión y  mucha más vida en las calles, los puestos que forman este mercadillo navideño están dispuestos a vendernos toda clase de productos típicos de la cocina vasca (perfectos para los que aman la gastronomía), artesanía y los regalos típicos de Navidad.

Mercadillo navideño en la Plaza del Pilar, Zaragoza

La capital aragonesa se une a la fiesta en cuanto se empiezan a escuchar los primeros compases navideños, mostrando un juego de luces la mar de colorido y luminoso. Zaragoza acoge uno de los belenes gigantes más conocidos de España, de casi 1.500 metros cuadrados con un centenar de figuras a tamaño real. Pero eso no es todo, porque el mercadillo navideño de la Plaza del Pilar no se conforma con su belén y mejora la experiencia con más de 50 chalets de madera en los que se puede comprar figuras, artesanía y adornos, así como una gran variedad de dulces para alegrar aún más la celebración.

La Navidad en Zaragoza se disfruta desde el primer momento y queda más que demostrado gracias a su alta cantidad de actividades enfocadas para todos los públicos: pista de patinaje sobre hielo cubierta, una pista gigante de trineos y un gran árbol de 11 metros.

Mercadillo del Mercado Central, Valencia

Para celebrar la Navidad, Valencia acoge uno de los mercadillos navideños más interesantes y conocidos de la zona, el Mercadillo del Mercado Central. El mercadillo está compuesto por un gran número de casetas preparadas para alegrar a todos los visitantes con decoraciones, juguetes, artesanía y figuras típicas de la celebración.

Ya sabes; cuando apagues la pantalla del ordenador  (sí, lo sabemos, cuesta) piensa que estés donde estés vas a encontrar actividades típicas pero entrañables para disfrutar en familia, con amigos  o sol@. Al fin y al cabo, sólo es Navidad una vez al año, ¿verdad?